martes, 2 de marzo de 2010

The Penny Magazine



The Penny Magazine, Badajoz 1837

Queremos dedicar una entrada en nuestra web al ejemplar de esta revista británica The Penny Magazine. El número del 7 de Octubre de 1837 dedica un artículo a Badajoz bastante interesante, el hecho de que hagamos una entrada se debe a que hoy hemos recibido el artículo de la revista tras comprarlo a una tienda del Reino Unido y estamos muy contentos por ello.


Lo he escaneado para compartirlo con todos vosotros.




(pinchar en la imagen par agrandar)


En el estupendo blog de Historias de Badajoz de Fernando de la Iglesia dedica una entrada a este artículo, por lo que consideramos que poco más podemos aportar nosotros por lo que os lo pongo a continuación para que conozcáis la historia y la traducción al castellano de este interesante artículo.

Artículo aparecido en el Penny Magazine del 7 de Octubre de 1837, 25 años después del asalto de las tropas inglesas a Badajoz durante la Guerra de Independencia y año en que tocaría el gordo de Navidad, por primera vez, en nuestra ciudad.

El 31 de marzo de 1832 vio la luz en Londres The Penny Magazine. Editada por Charles Knight, fue la primera publicación periódica, ilustrada con grabados a buril en madera, dedicada a temas históricos, artísticos, literarios, costumbristas y de información científico–tecnológica en general, a un precio asequible (de aquí la palabra "penny") y que marcaría un modelo aplicado después en otros países, pues menos de un año después, Edouard Charton editaría en París Le Magasin Pittoresque, profusamente ilustrado, y en 1836, en España, Ramón Mesonero Romanos promovería El Semanario Pintoresco.

La revista británica era el periódico de la Sociedad para la difusión del conocimiento útil, que tenía como objetivo, según el artículo de presentación, ilustrar a un amplio público hasta entonces apartado de los libros por limitaciones económicas y de tiempo, haciendo llegar el conocimiento a todas las clases (amplia tirada, bajo precio y artículos breves). The Penny Magazine se estuvo publicando todos los sábados hasta 1.845


The Penny Magazine of the Society for the Diffusion of Useful Knowledge
7 de Octubre de 1.837
Apuntes de la península nº 10 . Badajoz

"La ciudad de Badajoz es objeto de gran interés para un inglés, puesto que está íntimamente relacionado con los hechos militares de su país. Aunque las murallas están completamente reparadas, la brecha por la que los soldados británicos entraron, se distingue por el diferente color de la piedra empleada en su restauración. Trabajos adicionales están siendo realizados desde entonces, para reforzar lo que la experiencia nos dice que ha sido un punto débil. El castillo, sin embargo, (nuestro dibujo es una representación tomada desde el punto donde los británicos entraron a las órdenes del general Picton) parece un montón de ruinas, donde la desolación habita. Muchos años han pasado desde que los estruendos del cañón tendieran el orgullo de su fortaleza con el polvo, desde que la voz de Picton arengó a su bando para la victoria, y poco a cambiado, Ni una piedra ha sido quitada, ni una piedra ha sido movida. Las torres moras aparecen destrozadas, la muralla cayéndose a pedazos, descuidada, sin reparar."

El asalto a la ciudad se ordenó a las 22:00 el 6 de abril de 1812. En pocos segundos los puestos de defensa se llenaron de soldados franceses, que vertían un granizo letal de fuego de mosquete a las tropas en la base de la brecha. Los británicos y los portugueses llegaron en oleada y corrieron hacia la muralla, encarando una asesina descarga de artillería de mosquetes y granadas, piedras, barriles de pólvora con plomo e incluso paquetes de heno ardiendo.

La descarga furiosa de artillería devastaba los soldados británicos en la muralla y la brecha pronto empezó a llenarse con muertos y heridos, los cuales tenían que ser sorteados por las tropas de asalto. A pesar de la masacre los casacas rojas continuaron llegando en oleadas de gran número valientemente, sólo para ser acribillados por descargas sin fin y metralla de granadas y bombas.

En sólo dos horas, unos 2.000 hombres habían muerto o habían sido heridos gravemente en la brecha principal, mientras un número indefinido de la tercera división fueron tiroteados en la maniobra de distracción. El propio General Picton fue herido mientras escalaba para intentar llegar a lo alto de la muralla. En cualquier sitio que atacaban, los soldados aliados fueron parados y la carnicería fue tan inmensa que Wellesley estuvo a punto de pedir parar el asalto, cuando los soldados finalmente se introdujeron en la muralla.

La tercera división de Picton finalmente consiguió llegar a lo alto de la muralla y simultáneamente enlazar con hombres de la quinta división, quienes también estaban intentando adentrarse en la ciudad. Una vez que se introdujeron, los soldados portugueses y británicos estaban en gran ventaja numérica y los franceses empezaron a retroceder. Viendo que no podían resistir más, General Philippon se retiró de Badajoz y se dirigió al campo de los alrededores para intentar reunirse con el Mariscal Soult.

Continuamos con el reportaje:

"Un viejo español, que había estado presente en el sitio, caminaba por el castillo con nosotros, y le dio un doble interés a la escena con sus animadas descripciones. - Aquí, señor - dijo, señalando un punto del foso, tapado por el hundimiento de algún cuerpo, - yacen 8.000 británicos, franceses y españoles; amigo y enemigo, señor, ahí yacen - y añadió con aires de su país: - que Dios se apiade de sus almas - no pudimos resistir la tentación de bajar al Calvario: la tierra estaba sembrada de fragmentos de los que una vez fueron hombres."
Cuando llegó finalmente la mañana del 7 de abril, se reveló el horror de la masacre que rodeaba toda la muralla. Los cuerpos fueron apilados y la sangre discurría como ríos en las zanjas y trincheras. Cuando vio la destrucción y la masacre, Sir Arthur Wellesley lloró amargamente y maldijo al Parlamento Británico por concederle tan pocos recursos y soldados. El asalto y las escaramuzas anteriores habían causado en el bando aliado unas 4.800 bajas. La elite de la división ligera había salido muy dañada, perdiendo un 40% de sus hombres. El asalto fue, sin embargo, un éxito y Wellesley había asegurado la frontera hispano-portuguesa. y podía moverse ahora contra el mariscal Soult en Salamanca.

Seguimos:
"Badajoz esta situada en un cerro, poco a poco, en pendiente, hacia arriba desde el llano, terminando, mas bien abruptamente, en el castillo. Esta colina termina la cadena de montañas de Toledo, aunque separada por el "Oscuro Guadiana", cuyas aguas fluyen bajo las murallas de la ciudad. El fuerte de San Cristóbal, poderoso fuerte en la orilla portuguesa del río, dominando por completo la ciudad, es, hablando con propiedad, la última montaña de Toledo, así como el cerro donde la ciudad está no merece ser digna de nombre. Badajoz está completamente rodeada en tres de sus lados por una vasta llanura y en el cuarto por el río. Esta llanura estuvo una vez cubierta por la vid y el olivo, y de las pintorescas Casa de Campo de los más ricos habitantes, pero ahora parece como un ancho y aburrido desierto; la guerra, con su maldita desolación, ha barrido el cultivo de la tierra; Ha convertido la hoz en espada, y el arado en lanza.

El puente de Badajoz es un bonito recuerdo de la arquitectura romana, y su perfecta y sólida mampostería demuestra la grandeza de esa sorprendente gente en sus obras de arte. Gana mucho en apariencia con la cabeza del puente, en el lado del campo y con las elegantes torres de Puerta de Palmas en el lado de la ciudad. En el centro, una fuente de agua corriente lanza sus refrescantes aguas en el sensual aire, y la hermosura de la posibilidad de tener siempre a mano el Puente de Badajoz para un agradable paseo para pasar el rato. El río es poco profundo en los meses de verano siendo vadeable casi todo; pero en el invierno llega a ser muy caudaloso, corriendo sus aguas rápidamente, y cubriéndose completamente el ancho cauce de barro por la incesante corriente. La navegación, por lo tanto, no es posible, y las únicas embarcaciones que puede ser vista son algunos pequeños botes de paseo o de pesca."

El puente de Palmas estaba fortificado en sus extremos: en su orilla izquierda por los torreones de la puerta de las Palmas y los muros adyacentes, y en la orilla derecha por un sólido hornabeque de tenaza, es decir, un doble baluarte de piedra con casernas, galerías de tiro y otras dependencias en su interior, dotado de foso, plaza de armas y otros elementos complementarios.

Continua:

"Puerta de Palmas es digna de tenerse en cuenta por su extrema belleza; las dos torres redondas, están una a cada lado perfectamente simétricas; y el tono dorado de su edad sobre el blanco mármol con el que construyeron en el más puro estilo del sur, aumentando la belleza de su apariencia, dando un toque de color. Esta puerta es también romana, fue reparada por Felipe II, el marido de nuestra reina Maria, en el año 1551, como dice en la inscripción, desde ese tiempo la mano de los obreros no la han tocado. El puente, sin embargo, ha sido perfectamente reparado y enlosado"
María I de Inglaterra hija de Enrique VIII de Inglaterra y su esposa, Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos. El matrimonio de sus padres entró en crisis ya que la reina Catalina no fue capaz de dar un hijo varón al rey. En 1533, Enrique se casó en secreto con otra mujer, Ana Bolena. El Arzobispo de Canterbury, Thomas Cranmer, anuló el matrimonio con Catalina y dio por válido el de Ana. Esto provocó la ruptura de Enrique VIII con la iglesia católica romana y el nacimiento de la Iglesia de Inglaterra.

La anulación del matrimonio de sus padres convirtió a María, que se había formado en la religión católica, en ilegítima; perdió el tratamiento de princesa, fue expulsada de la corte pero mantuvo el segundo puesto en la línea sucesoria, tras Eduardo VI, hijo de Juana Seymour.

Fue perseguida por los protestantes pero logró escapar gracias a la ayuda de su primo Carlos V y conseguir la corona luego de la muerte de su hermano Eduardo VI en 1553.

Su primer acto como reina fue revalidar el matrimonio de sus padres y legitimar a la reina Catalina. Abrogó las reformas religiosas introducidas por Enrique VIII y sometió nuevamente a Inglaterra a la disciplina papal el 30 de noviembre de 1554.

El 25 de julio de 1554 casó con su sobrino Felipe, el príncipe de Asturias (futuro Felipe II), en un matrimonio de intereses políticos, dando con ello la posibilidad de que un hijo de ambos fuera a un tiempo Rey de Inglaterra y de Flandes. Pero no hubo descendencia. En este momento, María Tudor estaba inmersa en un profundo ajuste de cuentas con los partidarios del anglicanismo, sometiendo a Inglaterra a una purga con ajusticiamientos masivos, llevando a la hoguera a más de 300 protestantes.

Murió a la edad de 42 años, exigiendo a la futura heredera, Isabel I, que mantuviera la fe católica, cosa que no hizo. Está enterrada en la abadía de Westminster.

La victoria final de los protestantes hizo que éstos le llamasen María la Sanguinaria, (Bloody Mary)

Continuemos leyendo la crónica
“El interior de la ciudad no presenta nada remarcable, aunque extremadamente limpia sin la ayuda del blanqueado, tan usado en Portugal para dar una aire de limpieza a las anticuadas y deprimentes calles. Las casas son en su mayor parte amplias y cómodas, y la posada, o Fonda de las Cuatro Naciones, es superlativo en sus alojamientos y comodidad; es más, es sorprendente encontrar tan espléndido establecimiento en Badajoz, después de estar acostumbrado a las espantosas, inconfortables, y mugrientas posadas, hoteles, hospederías, o como les quieran llamar en Portugal. El mercado cercano al castillo es una elegante plaza, y contiene las oficinas del gobernador; los edificios son tremendamente pintorescos, y tienen vistas a algunas viejas torres y ruinas, formando un interesante ambiente. La calle que va desde esta plaza a la catedral esta llena de casas de la alta burguesía, y su terminación forma la "Rambla", o paseo público, donde las bellas del lugar muestran su encanto. La catedral, cuyas góticas bóvedas y maciza torre miran este paseo, es un plano y feo edificio externamente, pero todo el arte y gasto, han sido lucidos en su magnífico y brillante interior. Las numerosas capillas que rodean su extensa y oscura nave son cubiertas de esculturas y obras doradas; los altares están enriquecidos por adornos muy elaborados, y resplandecientes candelabros de plata y velas de cera constantemente encendidas, y el altar mayor muestra todo el arte y esplendor del culto católico."

2 Opiniones:

Víctor dijo...

¡Vaya!¡Es bastante interesante este artículo! ¿Dónde os habeis hecho de el? La verdad es que me gusta bastante, hace un par de días terminé yo de escribir dos entradas sobre ese asedio precisamente en mi blog, me permití nombraros porque creo que sois una buena fuente de información para el que esté más interesado!

Badajoz1812 dijo...

Hola Victor, nos gustaría ponernos en contacto contigo, si puedes mandanos tu dirección de email a badajoz1812@gmail.com

Un saludo

Publicar un comentario en la entrada