jueves, 23 de abril de 2020

Exposición Permanente sobre el General Menacho en el Palacio de Capitanía (Badajoz) (2)

Cartel de la Exposición Permanente

Las tropas de la guarnición, vestidas con uniforme de época, habían bajado desfilando desde la Catedral, donde acababa de terminar el tradicional acto de homenaje a los caídos ante el mausoleo del General Rafael Menacho, en el interior del claustro. Tras las novedades reglamentarias al Comandante Militar se retiró la fuerza y la numerosa comitiva de autoridades entró en el antiguo Palacio de Capitanía, donde el General Dacoba impartió, genial como siempre, la conferencia inaugural. Era el 14 de marzo de 2019.


El General Romero Marí presentando al General Dacoba

Desde ese momento, sus salas estuvieron abiertas al público el resto del mes de marzo (excepto domingos), y a partir de esa fecha, con ocasión de todos los eventos culturales que tenían lugar en Capitanía (conferencias, exposiciones…) y al menos un par de días al mes, que coincidían con los solemnes arriados de bandera. A todos se nos hacía poco tiempo para una exposición permanente que durante tantos años hemos ansiado tener en la ciudad, pero bien es cierto que nuestra Brigada Extremadura XI no dispone de personal asignado a este pequeño museo y el tenerlo abierto le suponía dedicar una tropa que detraía de otros cometidos. Por este motivo se pusieron a disposición del público los datos de contacto para concertar visitas de colegios e instituciones interesadas, con lo que era relativamente fácil acceder a la exposición.

Esto fue así hasta que con los temporales del mes de febrero de 2020 se produjo un desprendimiento de parte de la cornisa del balcón de la fachada principal que llevó a su cierre por motivos de seguridad hasta que finalizaran las necesarias obras de rehabilitación. Por este motivo, el primer aniversario de la inauguración de la exposición permanente se cumplió con las puertas del palacio cerradas, situación que los posteriores estados de alarma decretados por el Gobierno de la Nación ante la pandemia del COVID-19 no ha hecho sino alargar de forma indefinida.

Así pues con este artículo queremos dar un primer vistazo a la exposición, no con intención de sustituirla, por supuesto, sino de que nuestros lectores vayan abriendo boca y junten ganas para ir a visitarla en cuanto esté disponible, porque de verdad, merece la pena.


ZONIFICACIÓN DE LA EXPOSICIÓN

La exposición permanente se distribuye en cuatro salas de la planta baja del ala izquierda del Palacio de Capitanía, que desembocan en la nave de exposiciones temporales, la cual, inicialmente, estuvo ocupada por unas piezas cedidas de forma temporal por dos asociaciones colaboradoras.

Sala 1: La Guerra de la Independencia

Sala 2: Badajoz, enclave deseado (asedios de Badajoz 1811-1812)

Sala 3: Badajoz, la tumba del Héroe (la figura del general Menacho)

Sala 4: Los ejércitos combatientes (más el diorama, ubicado por espacio físico, que representa los instantes previos a la muerte de Menacho)

Esta zonificación se muestra en uno de los carteles que flanquean la entrada a la exposición, como orientación inicial al público, mientras que en el lado derecho se muestran las personas y entidades que han colaborado de un modo u otro a que esta exposición sea hoy una realidad.


Las dos primeras salas tienen una estructura similar, con vitrina mural expositiva en el lado derecho para las piezas del Museo del Ejército y otras reproducciones o piezas complementarias, mientras que a la izquierda se expone un atril con una panel dinámico de video que contiene la información de mayor interés para adquirir una noción suficiente sobre el conflicto, además de mostrar imágenes y grabados relativos al mismo, distribuidos por museos y archivos de difícil acceso para el gran público.

SALA 1: LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

El lema “un pueblo lucha por su libertad”  preside la sala junto a una imagen alegórica extraída de un famoso cuadro de Ferrer-Dalmau, quien autorizó la utilización de conocidas obras suyas para esta exposición.

En la gran vitrina se exponen diversas armas de fuego ligeras empleadas por los ejércitos de la época, así como bayonetas, algunos proyectiles y trozos de metralla y una vistosa coraza empleada por las unidades de caballería pesada. Estas piezas se acompañan de reproducciones de periódicos de la época, de varias nacionalidades en que se informaba de las vicisitudes de la guerra en España.


Vitrina Sala 1 “Guerra de la Independencia”

En la pared de enfrente, paneles retroiluminados y una gran pantalla de vídeo van presentando, a través de reproducciones de cuadros y grabados, un recorrido por los momentos claves del conflicto desde el inicio de las campañas napoleónicas pasando por el 2 de mayo en Madrid, Bailén, Somosierra, Medellín, La Albuera o Vitoria.

SALA 2: BADAJOZ, ENCLAVE DESEADO

Vitrina Sala 2 “Badajoz, enclave deseado”

Muy similar a la anterior, la temática de esta sala se centra en los diversos asedios que sufrió Badajoz entre 1810 y 1812. Mientras la vitrina recoge piezas singulares, como un obús corto de 115 mm, espadas de caballería de línea, un trabuco británico de pedernal o diversos proyectiles de artillería, entre ellos un grano de metralla similar al que acabó con la vida del General Menacho.

Los paneles del lado contrario nos van mostrando reproducciones de cuadros y cartografía se repasan, desde el inicial asedio a Olivenza en febrero de 1811, pasando por todos los asedios sufridos en la plaza de Badajoz y las batallas del Gévora y de La Albuera.


En la vitrina también figuran reproducciones de periódicos contemporáneos informando sobre la toma de Badajoz en 1812, y libros de la época y actuales relativos a los asedios.


SALA 3: DEDICADA A LA FIGURA DEL GENERAL MENACHO

Vitrina Sala 3 "Ajuar funerario General Menacho"
La sala 3 es el corazón y razón de ser de esta exposición, pues muestra en vitrina de especial diseño, las piezas recuperadas del ajuar funerario del General Rafael Menacho: los restos de su faja de general, las botas de piel y el calzón de paño pardo que muestra ostensiblemente los orificios de las heridas sufridas durante el sitio, en su pierna izquierda y en el centro del vientre.

Es de resaltar que el estado en que se encontraban estos restos era absolutamente lamentable y requirieron de una intensa y cuidada restauración, subvencionada por la Fundación CB. Gracias a ello podemos contemplar unos valiosos ejemplares de principios del S. XIX, siendo técnicamente destacables las botas, pues es muy difícil encontrar en nuestros días calzado de piel de esta época.

Sala 3 “Retrato del Mariscal Menacho

Sobre la vitrina cuelga el retrato del héroe, una reproducción de principios del S.XX para el Museo del Ejército por Alonso Santiago, copia del original realizado por Manuel Roca el 30 de marzo de 1811 a petición de las Cortes de Cádiz para su colocación en una galería del Ayuntamiento de la ciudad (donde nació) y donde se ha mantenido hasta hace pocos años, en que ha pasado al museo de las Cortes de Cádiz.
Uniforme de Mariscal de Campo


En la parte inferior una extensa cartela describe la acción heróica de Menacho, fallecido a los 45 años de edad, tras 26 de servicio abnegado, por la que se le nombra en las Cortes "Benemérito de la Patria" en grado eminente.

Llama la atención en esta pequeña pero concentrada sala la réplica, confeccionada por el renombrado especialista Luis Sorando, del uniforme de gala de mariscal de campo que  D.  Rafael Menacho luce en el cuadro realizado poco después de su muerte. Destacables la ausencia de entorchados en las solapas o la presencia de coronelas plateadas en la manga por debajo del entorchado como símbolo de mantener el mando del regimiento Voluntarios de Campo Mayor.
Reproducción facsimilar del Diario del Sitio:
Redactado en forma de cartas por el General Menacho hasta el día de su muerte, momento en el que fue continuado por su sucesor, el General Imaz, hasta la finalización del sitio, dirigidas a D. José de Herrera, Jefe del Estado Mayor General.



Reproducción facsimilar de algunas cartas del General Menacho


SALA 4: LOS EJÉRCITOS COMBATIENTES
La última sala de la exposición permanente sorprende por los numerosos y coloridos uniformes cedidos por el Museo del Ejército. Las réplicas que se exponen en la vitrina son:
• Uniforme de invierno de infantería Ligera francesa
• Uniforme de Lancero Polaco de la Guardia Imperial
• Uniforme de los Voluntarios de Aragón
• Uniforme de los Voluntarios de Madrid
• Uniforme del Real Cuerpo de Artillería



Sala 4 Réplicas de uniformes franceses y españoles

Y frente a ellos, para que le dediquemos todo el tiempo que queramos, se nos expone un extenso diorama, del famoso maquetista Curro Agudo, que representa parte de la fortificación de la Badajoz sitiada por los franceses en marzo de 1811. Muestra el repliegue de las tropas españolas que regresan de una exitosa salida para destruir los trabajos de los sitiadores, en la que el pueblo sale a las murallas para vitorearlos mientras que el General Menacho, momentos antes de morir, da las últimas instrucciones a sus ayudantes.



Sala 4 Diorama Defensa de Badajoz 1811

SALA DE EXPOSICIONES TEMPORALES
La exposición permanente termina aquí y de la sala 4 saldremos a la larga nave de exposiciones temporales, que en función del momento del año en que nos encontremos, podrá estar ocupada o no. Durante la primavera de 2019 pudimos disfrutar de una continuación de la anterior exposición ya que se expusieron fondos de la misma época y temática cedidos temporalmente por la Asociación de Amigos del Cementerio Británico de Elvas y la Asociación 2 de Mayo de Miniaturistas de Madrid.

Sala de Exposiciones Temporales

Esperamos que pronto podamos disfrutar de nuevo de esta exposición que, si bien es pequeña en extensión, es enorme por el valor simbólico que para Badajoz supone el haber recuperado los efectos que acompañaron en su enterramiento al General Menacho y que durante años han peregrinado por diversos almacenes de los museos militares, y para que nuestros jóvenes puedan aprender la importancia que su figura tuvo para nuestra ciudad.



(Ver artículo anterior sobre la exposición)






jueves, 9 de enero de 2020

"La fuga de Menacho" (Homenaje en Salvaleón)

El pueblo de Salvaleón se suma a las actividades programadas este año 2020 en honor al General Rafael Menacho con la inauguración de una ruta senderista que recuerda la heroica marcha forzada que este militar dirigió en febrero de 1810 al frente de su brigada desde la sitiada población serrana en apoyo de la indefensa Badajoz.

(Cartel anunciador de la Ruta)

Para recordar la hazaña que libró a la capital de Extremadura del primer intento de dominación francesa, el Ayuntamiento de Salvaleón ha organizado una serie de actividades para las que ha recabado el compromiso de varios colectivos e instituciones. De este modo el programa incluye:

Domingo 9 de febrero de 2020

1.- 9:00h a 13:00h. Ruta Senderista “La Fuga de Menacho”. Discurrirá por los parajes naturales del entorno y mostrará a los participantes los lugares por los pudieron transitar las tropas, explicación histórica a mitad de ruta a cargo de Don Julián García Blanco presidente de la Asociación Histórico Militar Alfonso IX, finalizando la ruta en la plaza de la localidad, donde tendrán lugar el resto de
actos.

2.- 13:30h: Participación de grupos de recreadores de la Batalla de la Albuera, con salvas en honor del general Menacho. Con ello se tratará de acercar el contexto histórico al público asistente.

3.- 14:30h: Comida/convivencia de senderistas y recreadores

-> Acceso al programa

-> Inscripciones para la ruta senderista

jueves, 28 de marzo de 2019

INDOMABLES



Título: INDOMABLES. Historia del General Menacho y el cerco de Badajoz

Autor: Jacinto J. Marabel

Publicación: Fundación CBBadajoz, 2019.

Sinopsis:  El Mariscal de Campo Rafael Menacho y Tutlló fue una de las figuras más relevantes de la Guerra de la Independencia Española. Curtido en más de cuarenta combates, tuvo un papel destacado en las batallas de Bailén y Medellín.


Nombrado gobernador político y militar de la plaza de Badajoz, defendió a sus habitantes del cerco que le pusieron los franceses en 1811. Malherido, lideró las salidas de la guarnición y mantuvo la moral de los paisanos hasta que una descarga de artillería enemiga acabó con su vida. La ciudad capituló, su cuerpo fue escondido en un recóndito nicho de la Catedral y su memoria cayó en el olvido.

Este libro narra la gesta de Rafael Menacho y de los hombres que le acompañaron en el sitio de Badajoz, en el que demostraron ser indomables a los ojos de la Historia.


No es propiamente una biografía al uso, ni tampoco una simple novela histórica, es historia novelada en la que presenta un detallado y fiable cuadro de la compleja España del momento, con todos los datos biográficos del héroe, entrelazados por una ligera trama novelística que proporciona el armazón del texto y lo hace muy entretenido en su lectura.

lunes, 25 de marzo de 2019

Memorias de Hilario Giral



Título: Recuerdo de los hechos militares durante la Guerra de la Independencia del Capitán de Infantería, Brigada del Regimiento de Ingenieros, D. Hilario Giral.

Autor: Hilario Giral 1851

Publicación: Amigos de BadajozBadajoz, 2019.

Sinopsis:  Manuscrito que narra las vivencias de un soldado en la Guerra de la Independencia con la distancia de cuarenta años en el tiempo y en la memoria. No se pueden buscar en él referencias historiográficas a las famosas batallas en las que participa o los lugares que atraviesa, pero tienen el valor de transmitir las impresiones de los soldados de a pié, tan comunes en otros ejércitos como escasos en el nuestro.

Está prologado por el historiador local experto en la Guerra de la Independencia, Jacinto Marabel.



Hilario Giral (1778-1865) natural del Barbastro (Huesca), se alistó en 1793 al batallón de infantería de Voluntarios de Barbastro. Destinado inicialmente a Gibraltar, conoció al entonces sargento mayor Rafael Menacho y Tutlló, que volvería a coincidir con él en la plaza de Badajoz pero siendo ya brigadier y mariscal de campo.

Terminada la Guerra de la Independencia fue depurado y apartado del ejercito, dedicándose al oficio de zapatero.Se incorporó al servicio en 1827 participando en la primera guerra Carlista como sargento primero y obteniendo con su unidad la primera Cruz Laureada de San Fernando colectiva impuesta por la reina Isabel II. Posteriormente se le concedería la Cruz Laureada a título individual por impedir un motín popular en 1854. Murió en la indigencia.



El libro ha sido editado con los fondos propios de la Asociación Amigos de Badajoz y por lo tanto será entregada de forma gratuita a todos los socios que estén al corriente de su cuota o aquellos que quieran hacerse socios, cuya cuota anual es de 12€. Aun así, si estas muy interesado en el manuscrito ponte en contacto con ellos en http://amigosdebadajoz.blogspot.com/.