domingo, 1 de abril de 2012

1 de Abril de 1812



El 1 de abril el enemigo había levantado una tercera batería de brecha en (Q), a la izquierda de la Picuriña, de seis cañones de 18, y abrió fuego contra los baluartes 6,7, con 30 piezas. Los parapetos de estos baluartes estaban casi destruidos (1); se habían levantado de nuevo sobre los terraplenes, con sacos terreros y fardos de lana, que se establecían a medida que las descargas de canon los deshacían; pero ya no era posible responder al fuego de los sitiadores con la misma fuerza que antes; la pólvora faltaba, a pesar de todo el cuidado que la artillería había puesto en economizarla, lo que debía hacer pensar al enemigo que sus baterías habían hecho callar las nuestras. Fue necesario todavía reducir el consumo; esta medida no podía prolongarse, sin embargo, más allá del 10 de abril. Faltaban proyectiles huecos y de metralla.

Debemos decir aquí que, a pesar de este estado de privación, que no se podía sustraer al conocimiento de las tropas, y que les debía hacer presagiar la pérdida de Badajoz antes de que pudiera recibir socorros, la guarnición no dio jamás la menor señal de inquietud ni descorazonamiento; se le vio, al contrario, redoblar su celo y ardor a medida que el peligro aumentaba. El entusiasmo era tal, que el menor soldado se hubiera sentido indignado al solo pensamiento de capitular antes de haber rechazado varios asaltos, y el gobernador no olvidaba nada que pudiera sostener esta moral. Mientras la mitad de la guarnición combatía en los parapetos, la otra mitad se ocupaba en los trabajos de la defensa, y no se puede presentar jamás circunstancia en la guerra en la que las tropas francesas hayan dado pruebas de un más noble sacrificio.

---
(l) En el sistema de esta fortificación, la caída del revestimiento lleva necesariamente consigo la del parapeto.


Plano correspondiente al sitio: Plano Lamare

......................................................................................................................................................
Del "Diario de los Sitios" de Jones:
...
Esta mañana se descubrió que la guarnición había tenido éxito al incrementar la altura de la contraguardia considerablemente aprovechando que nuestras baterías no habían estado suficientemente activas durante la noche (1)
Las baterías de brecha continuaron su fuego igual que ayer y por la tarde el revestimiento de la cara de la Trinidad estaba roto en varios puntos y la tierra de debajo podía verse con claridad.
El flanco de Santa María también comenzó a mostrar algunos daños aunque era, sin embargo, una sólida masa de mampostería y hormigón. El capitán Dundas perdió un brazo y fue gravemente herido en el costado por un disparo de cañón.
La guarnición, a pesar del fuego de enfilada, mantuvo equipos trabajando intensamente en el muro tras la brecha.
Los zapadores y equipos de trabajo de las trincheras fueron empleados en mejorar el trabajo de la pasada noche.
---
(1) Orden dada por el oficial al mando de los trabajos:                           Campamento ante Badajoz, 1º de abril.
"Habiendo sido informado por el jefe de ingenieros que las baterías, con excepción de la mandada por el teniente de Goeben, no hicieron fuego contra la brecha la pasada noche, de acuerdo a las órdenes impartidas, se ha decidido a informar a Lord Wellington de cada oficial que haya cometido negligencia en su deber"

0 Opiniones:

Publicar un comentario en la entrada