miércoles, 28 de marzo de 2012

28 de Marzo de 1812



El 28, varias columnas de refuerzo se vieron en la orilla izquierda estableciéndose en sus campamentos; se percibió además en la orilla derecha una línea de contravalación que se extendía desde el reducto (L) hasta un cerrete frente a la cabeza del puente, cuyo objeto era, sin duda, interceptar toda comunicación con el exterior.

El ramal en zig-zag, comenzado delante de la Iuneta de San Roque, fue continuado a la zapa hasta 40 metros próximamente de la cresta de un camino cubierto. La plaza sostuvo un fuego continuado de artillería y mosquetería sobre la cabeza de esta zapa. El enemigo perdió tanta gente que se vio obligado a abandonarla.

Plano correspondiente al sitio: Plano Lamare

......................................................................................................................................................
Del "Diario de los Sitios" de Jones:
...
Como la luneta de San Roque daba cobertura a la represa que mantenía el agua de la inundación, parecía aconsejable forzar a la guarnición a que la abandonase para romper ésta, con lo que la inundación bajaría inmediatamente, las tropas no verían tan constreñidos sus movimientos y los trabajos podrían aproximarse mucho más a la plaza. Con esta finalidad la segunda paralela se extendió hacia la derecha,  pero no pudo atravesar la carretera de Talavera debido a su dureza y el color claro de su firme, que a la luz de la luna descubriría a los trabajadores ante la guarnición, que los eliminaría como a la luz del día.


Los carpinteros comenzaron a montar las plataformas de la batería nº 9. El terraplén de la nº7  no tenía la suficiente profundidad, aunque las plataformas fueron enviadas hacia allí con el relevo de la noche.


28 de Marzo.- La pantalla de gaviones  que cubre las baterías se había reforzado tanto durante la noche que los trabajadores de esta mañana fueron enviados  a las zanjas y al interior de las baterías.
El tramo de la segunda paralela que se inició la noche anterior se convirtió en una buena trinchera.
Entre el amanecer y el mediodía los carpinteros completaron las plataformas de la batería nº9.

La pasada noche la guarnición retiró su artillería de los parapetos de la luneta de san Roque; pero mantuvo los salientes del camino cubierto y el interior de la obra (la luneta) bien cubiertos con expertos tiradores que disparaban con gran efectividad.

El fuego de los sitiadores continuó como ayer, desde las baterías 3, 4,5 y 6, pero a lo largo del día dos de los obuses de la nº6 fueron destruidos con elevadas bajas por el fuego en profundidad realizado desde el castillo. Esa batería fue desmontada y sus obuses se emplazaron a cubierto del parapeto.

El Teniente Coronel Connell, de la Royal Artillery, murió ese día.


No hubo más cambios ese día ni la noche siguiente con respecto a la artillería en las baterías, excepto la reparación o sustitución de lo que había sido dañado.

0 Opiniones:

Publicar un comentario en la entrada