viernes, 24 de febrero de 2012

Badajoz, ciudad de los sitios



Badajoz, ciudad de los sitios


Artículo de MANUEL MARTÍN LOBO publicado en el diario Hoy el 29 de Abril del 2008


VULGARMENTE casi todo el mundo cree que la 'ciudad de los sitios' es Zaragoza, por lo famosos que fueron los perpetrados por los franceses en la Guerra de la Independencia(1808-09). Pero aparte de que Badajoz tuvo un sitio por los franceses (Mariscal Soult) y dos por las tropas hispano-anglo-portuguesas (Beresford y Wellington) en 1811 y 1812, su triste sino por su excepcional situación geográfica y topográfica, extraordinaria encrucijada histórica de todos los tiempos, le hizo sufrir un sitio cada 60 años de su historia, desde el año 930 hasta el mismo año 1936. De este último fui infantil testigo y lo recuerdo perfectamente después de más de 70 años.No hubo ninguno en 1996, a Dios gracias, ni nunca más

Hay que remontarse nada menos que al año 930 para que haya constancia del primer sitio de Badajoz, que duró un año, por el califa de Córdoba Abderramán III, terminando la primera etapa independiente de la Taifa de Badajoz (a la que se acogieron los emeritenses expulsados de Mérida por dicho califa), Taifa que comprendía hasta Lisboa, e incluso el Algarve.

Después de Sapor y de Abdalá Almanzor I , primer rey aftasí de Badajoz, sucedido por su hijo Almodaffar, cuya corte fue sede de cultura e ilustración, protegiendo a escritores y artistas, Almotawaquil entra en Badajoz en 1081. Tras la famosa batalla de Zalaca o Sagrajas, junto a Badajoz, en 1086 el general almorávide Syr pone sitio a Badajoz, terminando así la dinastía aftasí, ya en 1094.

El más famoso sitio: bejaranos y portugaleses. Raimundo de Borgoña toma Badajoz en 1110, aunque vuelve a recuperarla Syr. En 1169, Alfonso Enrique, rey de Portugal, cerca Badajoz y ocupa la plaza aunque no el castillo. Como es sabido, Fernando II de León acude en socorro de los moros de Badajoz, sus aliados, y en su huida el rey portugués se partió la pierna en la Puerta de la Traición (que todos los niños de Badajoz de mi época conocíamos) y es hecho prisionero. De nada le sirvió que estuviera con él nada menos que Gerardo sem Pavor

Es en 1230 cuando Alfonso IX entra en Badajoz el 18 de abril, quedando ya para siempre reconquistada Fray Pedro Pérez es el nuevo Obispo de Badajoz y se comienza la nueva Catedral.

Tras la legendaria batalla de Tentudía(1236), ganada milagrosamente por el Maestre de Santiago Don Pelay Pérez Correa, en 1289 se produce el sitio más famoso y sangriento de Badajoz, relatado en las Crónicas de los Reyes de Castilla, así como después por Solano de Figueroa, Dosma y Suárez de Figueroa.

Hay en ese año luchas turbulentas en Badajoz, entre los partidos o familias de bejaranos y portugaleses, repobladores de la ciudad. Los bejaranos, contrarios al rey Sancho IV, pasan a cuchillo a los portugaleses, y acude a someter a aquéllos el rey con los caballeros de las Ordenes Militares, masacrando, dicen, a 4.000 bejaranos en el Campo del Osario, en el actual San Roque.

Un viejo romance de Lorenzo de Sepúlveda dice: «El rey con crecido enojo / mandó matar todo el bando; / entre hombres y mujeres, / cuatro mil ha degollado. / Todos los mató en un día, / que ninguno no ha dejado / que oviese por apellido / sobrenombre Bejarano». Cuesta trabajo creer que nunca haya habido en Badajoz 4.000 bejaranos, naturalmente, pero así es la historia

Otros sitios, cercos, asedios, tomas, Con todas las anteriores palabras sinónimas y otras se califican los desastres sufridos por la ciudad de Badajoz en esos largos mil años, que llevan a comprender el aspecto semiderruido de Badajoz en estos últimos tiempos,y que felizmente ya va desapareciendo, pasando a ser una ciudad bastante moderna: la eurociudad, capital regional del Suroeste europeo, que venimos defendiendo desde 1970 (ver YA de Madrid de 2 de junio de 1970 y HOY de 5 de junio de 1970 y 15 mayo 1971, así como la Revista de Estudios Extremeños de setiembre-diciembre 2006).

Pero prosigamos con los sitios: los portugueses del rey don Alonso en 1334; el condestable don Nuño Alvarez Pereira en 1384; don Juan I de Portugal-después de Aljubarrota, el desastre español-en 1389; el portugués Juan Méndez de Vasconcelos en 1658; el ejército anglo-portugués del pretendiente archiduque de Austria en la Guerra de Sucesión en 1705, por dos veces en este año, y ya llegamos a la Guerra de la Independencia, cuyo II Centenario celebramos. Pero recordemos que los portugueses cercaron, sitiaron, asediaron, ambicionaron Badajoz DIEZ veces.

Los sitios de Badajoz en la Guerra de la Independencia. Bástenos recordar el del mariscal francés Soult en 1811, con la heroica defensa de nuestro general Menacho, enterrado en el claustro de la Catedral Metropolitana de Badajoz, y en ese mismo año el inglés Beresford, con un ejército hispano-aglo-portugués, después de la batalla de La Albuera, que ahora se conmemora hace años festivamente), y después en 1812 de Wellington con su soldadesca inglesa, que fueron peores que los franceses, y eran aliados Ha salvado su honor el inglés T. Gerald Robinson, casado actualmente con una pacense,con su libro bilingüe (español-inglés) de 1990, Sieges of Badajoz, que dedica Al pueblo de Badajoz.

Por esos diecisiete sitios en mil seis años, la ciudad de Badajoz merece ser más la ciudad de los sitios que Zaragoza Aunque el Sitio de Zaragoza más famoso es la no menos famosa composición de ese nombre del músico Cristóbal Oudrid, que nació precisamente en Badajoz.

1 Opiniones:

Rafael Pardo dijo...

Una interesante reflexión
Un saludo
Rafa

Publicar un comentario en la entrada