jueves, 27 de enero de 2011

Día 27 de enero de 1811


Diario de los defensores

Exmo Señor
Al amanecer de hoy 27 se observó por la torre vigía, que los enemigos habían repasado el Gévora, y dirigiéndose a las Bardocas hacia el monte: como a las 9 de la mañana otra columna de caballería de 300 hombres enemigos pasó a la derecha del Guadiana por el lado del Novillejo, y continuaron su marcha hasta la casa de las Bardocas, y a las dos de la tarde tanto esta columna como la antecedente volvieron a pasar el Gévora y se situaron en el Cortijo de la Encomienda territorio de Portugal, extendiendo sus avanzadas por los caminos de Campo Mayor, Elvas, y esta Plaza, por cuyo motivo nos hallamos bloqueados por 500 caballos, y permaneceremos hasta que nuestra caballería y la portuguesa se presenten para hacerlos retirar, a cuyo efecto se dieron las órdenes convenientes en la noche del 26. Hasta la presente, la infantería de los enemigos se hallaba situada en los olivares entre los caminos de Valverde y Olivenza, y sólo se han descubierto diez cañones de los que no han hecho uso alguno, ni tampoco se les ha observado hacer trabajos para situar sus baterías.


Diario de operaciones del coronel Lamare

El 27, por la mañana, el general Latour-Maubourg pasó el Guadiana por Mérida; en seguida, el Gévora por los vados, y se colocó con la mayor parte de su caballería sobre lo caminos de Campo-Mayor y de Elvas. Las tropas que defendían Badajoz de este lado se replegaron igualmente hacia el fuerte de San Cristóbal y la cabeza del puente.

Así la jornada se empleó en completar el cerco sobre las dos orillas, formar los campamentos y hacer el reconocimiento de las fortificaciones. Las principales avenidas fueron desde luego cerradas por cadenas de puestos, los unos, dando cara hacia afuera, para impedir la llegada de socorros, y los otros, del lado de la plaza, para esatr advertidos de las salidas. El general en jefe reconoció en seguida los alrededores, examinó las posiciones y las alturas que era preciso ocupar por las baterías; dió órdenes para la construcción de una cabeza de puente y de una barca sobre el Guadiana, y decidió con el mariscal Mortier y el general de ingenieros Lèry cuanto concernía a los ataques, los establecimientos, los parques y la seguridad de los campamentos; fijó el suyo sobre la derecha, en una casita de campo cerca del río. El duqye de Trévise se estableció en el centro, cerca del campo de los 21.º y 88.º regimientos.

El general Léry, que tenía la dirección del sitio, ordenó por brigadas el servicio de los oficiales de ingenieros, para tres ataques diferentes. Hizo lo mismo con la artillería, así como los trabajadores de infantería y las guardias necesarias.


0 Opiniones:

Publicar un comentario en la entrada